Contribución
¡Ayuda a Tibia Royal y acumula puntos de contribución, 2.000 puntos que puedes canjear por Shield of Destiny en el juego!

Deseo

Creado por Ice Crambler. Translated by Stewalls. en 09 Sep 2019, 00:00

Esta es la historia en curso de nuestro héroe Tibicus.

Los recuerdos de ese día se habían quemado profundamente en el alma de Fridolin. Habían pasado muchos años hasta que descubrió que había sido Ferumbras quien devastó a Thais ese día y que fueron sus demonios quienes saquearon e incendiaron todo el campo. Ferumbras fue el responsable de la masacre en la granja de sus padres.

Después de huir del patio, Fridolin vivió una vida miserable en las calles de una de las ciudades más grandes de Tibia. Siempre tratando de mantenerse fuera del radar para mantenerse alejado de los problemas, había pasado los años siguientes luchando diariamente entre la vida y la muerte. Tener un miedo constante de quedarse dormido ya que dormir significaba que las pesadillas y los recuerdos de esa noche lo alcanzarían nuevamente, el niño apenas podía mantenerse en este ambiente áspero e implacable.

Fue escupido, golpeado, maltratado, pateado y chantajeado por los niños mayores que se aseguraron de que conociera su lugar en la parte inferior de su cadena alimentaria. La mayoría de los días, mendigaba de puerta en puerta o cometía delitos menores y robos para salvarse del hambre mientras pasaba las noches en el fondo de las alcantarillas entre basura y ratas.

Ya había llegado a un acuerdo con su vida miserable y sin valor cuando un día, un hombre bien alimentado llamado Beefo se le acercó. Las palabras que salieron de su boca fueron dulces y tentadoras, pero Fridolin había aprendido de la forma difícil a ser escéptico todo el tiempo.

Aun así, la oferta que el hombre había hecho era demasiado tentadora para rechazarla. Mientras Beefo le ofrecía una salida de este infierno, Fridolin vio la posibilidad de cumplir su mayor deseo: finalmente quería olvidar lo que había sucedido esa noche. Para reprimir los pensamientos dolorosos y borrar su pasado de su memoria. Beefo no sabía nada sobre sus fantasmas, pero el entrenamiento que estaba proponiendo era perfecto para atenuar las cicatrices mentales poco a poco.

Ahora, sin embargo, todos esos recuerdos deprimentes de ese trágico evento volvieron a perseguirlo nuevamente. Una y otra vez, pasaron por su mente. Como una pesadilla constantemente recurrente, penetraron en sus pensamientos, reinando sobre él, retomando su lugar perdido en su memoria y manifestándose en su mente.

Sudando y tiritando al mismo tiempo, Fridolin se despertó en un lugar desconocido. Con las manos fijas en las pesadas cadenas que colgaban de las paredes, estaba de rodillas sin poder mover su cuerpo. Confundido y desorientado, Fridolin intentó aclararse la cabeza. Lo último que recordaba era que él luchaba contra esos demonios.

Cuando huyeron de vuelta al abismo, él saltó con ellos, clavó el cuchillo en el aire en la piel coriácea de uno de los demonios y se subió a su espalda mientras caían en la garganta sin fondo. Después no hubo nada. No podía recordar qué pasó entonces o cómo llegó aquí.

Intentó levantar la cabeza. Su visión aún estaba borrosa y solo podía reconocer contornos confusos y movimientos nebulosos.

Muros poderosos rodeaban un gran salón con techos altos. A la luz parpadeante de las antorchas, pudo distinguir los ojos brillantes en la oscuridad, mirándolo con avidez y mostrando los colmillos aullando por sangre. Sombras voluminosas oscilaban de una protuberancia a la siguiente, elevándose, eructando humo y llamas y emitiendo gritos de risa penetrantes y desgarradoras.

"¡Bienvenido, joven! Debo decir que estoy impresionado. Solo unos pocos han llegado a este reino". una voz resonó por el pasillo.

"¿Quién... quién está hablando?" Fridolin raspó. Su garganta se sentía seca como el polvo y sus cuerdas vocales eran estridentes como papel de lija.

"No te preocupes por mí, lo descubrirás pronto. ¡Hasta entonces, soy yo quien hace las preguntas! Dime, ¿qué es lo que deseas?"

Fridolin intentó liberarse de las esposas, pero cada eslabón de la cadena era más grande que su puño. No había forma de que pudiera escapar.

"Yo... no sé..." respondió. "Libérame y te lo mostraré".

Un relámpago ardiente cayó sobre Fridolin, cargando las cadenas que enviaban altas dosis de ondas de energía a través de su cuerpo.

"¡Respuesta incorrecta, inténtalo de nuevo!"

Fridolin sintió que su corazón saltaba con los latidos.

Silencio.

Fridolin no dijo una palabra y su castigo siguió rápidamente.

Ola tras ola, la energía se precipitó a través de su cuerpo causando contracciones musculares de accion rápida y paralizando sus órganos internos. Drenado de su fuerza, se sintió inconsciente incontables veces solo para ser despertado por la siguiente descarga de energía hasta que ya no pudo soportar el dolor.

"El sombrero, esos demonios tomaron un sombrero, y quiero recuperarlo". dijo con los dientes apretados. Mientras miraba tímidamente el suelo, disgustado por su propia debilidad, un par de botas puntiagudas hechas de piel de ciervo rojo oscuro entraron en su campo de visión. Usando lo último de su fuerza, Fridolin levantó la cabeza.

"¡¡¡ERES TU!!!" Fridolin miró con horror con los ojos muy abiertos al hombre que tenía delante. Hasta ahora, solo Tibicus le había contado sobre el aspecto y la apariencia de este malvado cerebro. Sin embargo, en el momento en que vio la barba blanca y enredada y el bigote retorcido, supo que el hombre parado frente a él era de hecho Ferumbras.

"¿Sabes lo que es interesante? Me llevó bastante tiempo volver a poner este precioso en mi cabeza ". Ferumbras comenzó a hablar mientras golpeaba el borde de su sombrero." Cada alma viviente quiere poner sus manos sucias en mi sombrero. Sin embargo, puedo sentir que no viniste aquí por mi tocado". Ferumbras levantó la barbilla de Fridolin con los dedos. Mirándolo directamente a los ojos, dijo:"Preguntaré de nuevo: ¿Cuál es tu verdadero deseo?"

Fridolin estaba horrorizado por el esmalte del mago. Sintió la energía fría y malvada corriendo por sus dedos, entrando en su cuerpo y arrastrándose por sus venas, extendiéndose como un virus molesto. Perdió el control sobre su cuerpo y finalmente sobre su mente. Ferumbras se hizo cargo, buscando en su cerebro buscando su verdadero deseo. La segunda vez que Ferumbras le quitó el dedo de la barbilla, la sensación invasiva desapareció.

"Ya veo, así que has conocido a mis sirvientes antes". Ferumbras comenzó a hablar después de un rato. "Tus padres... Bueno, es trágico lo que les sucedió. Pero sabes, mis pequeños cachorros pueden emocionarse bastante una vez que se sueltan, lo que resulta en algunas bajas desafortunadas de vez en cuando, me temo".

"¡LOS MATASTE!" Fridolin le gritó.

"Se puede decir que fui responsable de su desaparición de una forma u otra. Sin embargo, no sirve de nada llorar por la leche derramada. Por favor, dime, ¿qué es lo que deseas?"

Fridolin no encontró palabras que decir.

"Suspiro, no pareces ser la vela más brillante del pastel..." Ferumbras continuó burlándose mientras creaba otro bulbo de energía azul en su mano.

"Yo... yo... quería olvidarme de todo. Para bajar el telón del capítulo más oscuro y más horroroso de mi vida para finalmente salir a campos frescos". Fridolin tropezó.

"¡Ahora estamos hablando!" dijo Ferumbras con una sonrisa condescendiente. "pero déjame adivinar... ¿Tu gran plan era venir aquí, encontrarme, matarme, quitarme el sombrero, regresar a Tibia y vivir feliz para siempre? ¿Porque la venganza curará tu alma y te permitirá de una manera mágica olvídarte de tu pasado, ¿verdad?"

Fridolin se sintió destrozado. No tuvo mucho tiempo para pensar en las consecuencias cuando saltó al abismo, pero escuchar su plan simplificado y reducido a esas pocas palabras fue bastante vergonzoso.

"Lo bueno es...", continuó Ferumbras. "...ni olvidar tu pasado ni matarme es tu mayor deseo tampoco".

"¿Qué quieres decir?" Fridolin estaba confundido.

"He visto tu mayor deseo, Fridolin. No buscas venganza, riqueza o paz. ¡Deseas amor! ¡El tipo de amor que solo tus padres pueden proporcionar! ¿Y sabes qué? Con tu ayuda, puedo hacer que eso suceda ".

Entrevista mas reciente

Confrontacion
El Regreso
Cómo Snoopy se convirtió en una perfecta tonta

Contribuir

Por favor ten lo siguiente en consideracion al publicar un comentario.:

  • Tu comentario debe estar en español o sera removido.
  • Deberias corregir tus comentarios antes de publicarlos.
  • Por favor publicar preguntas en el foro para respuestas mas rapidas.
  • ¿Dudas sobre como publicar? Echale un vistazo a nuestra util guía.


Disclaimer:

We uses cookies to give you the most and relevant experience. We use Google cookies for traffic analyse and advertisments.

From begin ads are not personalized, if you would like to change it please agree on that by hitting button "I agree on personalised ads", otherwise please close the window or just start using a page.

For further information please visit privacy policy page where you can always remove your agreement.

I agree on personalised ads
Close